Ambientes de desarrollo (IDE)

El ambiente de desarrollo integral (IDE en ingles) se refiere a todo aquel entorno de programación que estemos empleando como herramienta para escribir y diseñar nuestros programas. Generalmente se cuenta con un editor de textos, algunas herramientas de diseño y un menú de opciones que nos permite compilar y ejecutar los programas.

Los IDE están formados por un entorno de programación que ha sido empaquetado como un programa de aplicación, es decir, consiste en un editor de código (Figura 1, Figura 2), un compilador, un depurador y un constructor de interfaz gráfica GUI. Los IDE pueden ser aplicaciones por sí solas o pueden ser parte de aplicaciones existentes.

Los IDE proveen un marco de trabajo amigable para la mayoría de los lenguajes de programación tales como C++, Python, Java, C#, Delphi, Visual Basic, etc. En algunos lenguajes, un IDE puede funcionar como un sistema en tiempo de ejecución, en donde se permite utilizar el lenguaje de programación en forma interactiva, sin necesidad de trabajo orientado a archivos de texto, como es el caso de Smalltalk u Objective-C.

Es posible que un mismo IDE pueda funcionar con varios lenguajes de programación. Este es el caso de Eclipse, al que mediante plugins se le puede añadir soporte de lenguajes adicionales.

 

Figura 1: DevC++. IDE para el lenguaje de programación C/C++.

Figura 2: WebDevStudio. IDE Online para el lenguaje de programación C/C++

 

Inherente al ambiente de desarrollo se encuentra el compilador, parte indispensable para la construcción de programas, cada compañía es responsable de diseñar/construir su propio compilador de C, siempre y cuando cumpla con los estándares establecidos por ANSI/C. Borland y Microsoft, por lo general distribuyen el compilador junto con su ambiente de desarrollo, pero es posible adquirir sus compiladores de forma gratuita en la red, con el inconveniente de no contar con un ambiente de desarrollo (IDE).

También es posible adquirir en Internet otras versiones de compiladores libres como GNU GCC disponible en todas las variantes de GNU/Linux y UNIX, e inclusive para Windows, generalmente estos compiladores trabajan en consola, pero debido a su enorme integración y versatilidad, son fáciles de combinar con cualquier IDE no comercial.